Francisco Hung en versiones de los artistas jóvenes

La “Noche Desvelada” que inauguró, en el taller del inmortal artista, la exposición colectiva, inicia la Fundación con su nombre.

Las paredes del taller en el que realizó su obra póstuma, aparece n ahora iluminadas con las obras de un puñado de jóvenes artistas, iluminados todos con su legado: Francisco Hung pervive, en una fundación.

Alexander Hung, su hijo, partícipe de la colectiva, exponía que los objetivos de la Fundación Francisco Hung son bien claros: preservar, proyectar, promover y consolidar la obra patrimonial de quien, como ellos, comenzó bien temprano.

Con Alexander, fotógrafo con una exhuberante propuesta de síntesis corpórea, aparecen exponiendo creadores como Adriana Lanni, ganadora del salón Cevaz de Jóvenes Artistas y quien asume como “un inmenso honor mostrar su obra en lo que bien podría considerarse como un templo personal del autor de las Materias flotantes.

Una opinión similar sostenía Conchita Pineda, quien sintetizó humor e inteligencia a través de objetos insólitos, como una gigantesca ratonera o palillos de fósforos casi parecidos a bates de béisbol infantil.

Con ellos, la magia del fuego hecha cerámica, en un piano o una plancha, de la artista María Fernanda Guevara. Artífices como Álvaro Paz o los Armandos, Ruiz y Rosales, también desataron inquietud entre los asistentes a esta primera experiencia en el nuevo espacio del 18 de Octubre.

“Somos parte de una misma generación de artistas, con intereses más o menos semejantes y con una idea clara de lo que para cada uno de nosotros significa el hecho creador”, afirmaba Camilo Barboza, cuyo gusano guardaba muy buena correlación con la tela que muestra.

Erwin Aguirre siente especial orgullo de formar parte de la muestra que abre lo de Hung: “Su vida, ejemplar y en constante sintonía con el arte de su tiempo representa una lección en sí misma”, decía, junto con su hijita, ante su escultura.

Carlos Sánchez, David Martin, Giovanni Passeri, José Perozo, Juan Pablo Garza, Keiser Siso y Rafael Rangel redondea el grupo de expositores. “Todos guardamos una relación de afecto y de respeto por el trabajo del otro”, sostenía Martin, quien desde niño estudia con Hung, quien invita a todos a la muestra.

Texto: Alexis Blanco

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s