“El Círculo Caminaba Tranquilo”

MAMBA. Museo de Arte Moderno de Buenos Aires

Curaduría por Victoria Noorthoorn y diseño de exposición Daniela Thomas.

Obras sobre papel de la colección Deutsche Bank en diálogo con obras del Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.


photo 7

EL VISITANTE:

Justo antes de penetrar en el subsuelo del MAMBA, desde el pasillo,  al visualizar la muestra desde afuera se percibe una sensación de  entrada a otra dimensión. Se divisan las obras que en lugar de estar dispuestas sobre paredes, se encuentran suspendidas y en esa levitación fluyen en un camino curveado, como un serpentear en cuya onda los dibujos parecen estar conectados por una sola línea.
Es necesario tener a mano el programa de la exhibición, es de esa manera que podemos ubicar la información correspondiente a las obras y su respectiva referencia mientras los paisajes vuelan en el espacio completamente blanco. Un detalle que suma al efecto de cápsula a la exhibición es la forma en que empalman las paredes al piso de la sala a modo de curva.
Así aparecen imágenes que sugieren que uno se encuentra en una fantástica muestra ilustrada por varios de los más relevantes nombres del arte de los siglos XX y XXI. En el trayecto se logra apreciar el trabajo de creadores como Salvador Dalí, Piet Mondrian, Lucian Freud y  Georg Besalitz entre muchos otros. A su vez destacan los argentinos Guillermo Kuitca y Marta Minujín y el genial músico Jhon Cage.
El círculo caminaba tranquilo es una frase que se extrae de: Genealogía,un cuento del uruguayo Felisberto Hernández, a raíz de este encantador relato surge la inspiración de la propuesta de curaduría realizada por Victoria Noorthoorn y la genial puesta en escena de Daniela Thomas.
Juan Badell Faría
texto e imagen

TEXTO DEL PROGRAMA DEL MUSEO.
photo 1  photo 2  photo 9
¿Cómo podría una línea que se desarrolla tranquila, que se despliega y crece, hablar de nuestra existencia contemporánea, de nuestra soledad, introspección y necesidad de amor, así como de las ideas y vueltas del arte y los avatares del mundo? El círculo caminaba tranquilo es una respuesta abierta a esta sinuosa pregunta basada en la confianza en las imágenes.
¿Por qué necesitamos confiar en las imágenes? ¿Quiénes son? ¿Qué son? ¿Qué pueden hacer las imágenes, que las palabras no? Por detrás de esta pregunta subyace el fundamental <> de la imagen. Un llamado puede sugerir nuevas necesidades, como le ocurrió a Victoria Noorthoorn, curadora de la muestra, es también la desaparición del andamiaje explicativo del lenguaje, de su lógica interpretativa. Así, las imágenes sugieren otro tipo de asociaciones, transformaciones temáticas o formales que establecen suaves continuidades, convivencias impensadas, pasajes de pura poesía, recorridos por la abstracción más luminosa y de pronto, saltos inesperados al drama histórico o a las zonas más oscuras de la experiencia humana.
photo 5  photo 3
Consideradas en su conjunto, las líneas que fluyen dentro de cada imagen, las líneas que vuelan de una imagen a la siguiente, animan el torrente dinámico de la exposición. Inspirada en un texto del uruguayo Felisberto Hernández y puesta en escena por la artista, cineasta y diseñadora de exposiciones brasilera Daniela Thomas, la muestra se presentó en Deutsche Bank Kunthalle de Berlín en noviembre de 2013 y llega a Buenos Aires para abrir el diálogo con una selección de obras de la colección del Museo de Arte Moderno.
photo 4
Enlace de referencia
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s