Nuevo Wallpaper: OCTUBRE 2016!

blog

Octubre, mes de otoño en unos lugares, de nostalgia en otros. Traemos esta obra colorida que se titula “Tiempos de Vida” 1996, ya está disponible como nuevo #wallpaperhung para descargar en tu celular , computadora o tablet.

Desktop Wallpaper 1930×1080

Desktop Wallpaper 2048×1536

Iphone 6   Iphone 5   Iphone 4

Otros celulares

Tablets

Anuncios

Francisco Hung permanencia del trazo y la imagen

http://laestancia.pdvsa.com/index.php/conocer/conocer_most/36

Lo que no conocíamos de Francisco Hung


La sede central de PDVSA La Estancia, en la exposición que le consagra con el título de Permanencia de la imagen, ha reunido parte importante de la producción figurativa de Francisco Hung que quedó en la vivienda del pintor tras su muerte ocurrida en 2001. Hay que decir al respecto que el éxito de su obra abstracto-gestual, respaldada por el fervor del coleccionismo y en la cual estribaba su prestigio y su fortuna crítica, le restó interés a nuestro pintor por dedicar mayor tiempo a una obra figurativa de la que sólo se ocupaba a ratos, en los momentos que le dejaba libre la elaboración de su pintura abstracta, en un ambiente íntimo, mientras disfrutaba de la compañía de sus seres queridos, haciendo de éstos, en el propio hogar, los modelos principales de sus obras.

No tenemos idea de la significación que dio Hung a su trabajo figurativo y si tuvo conciencia de la singular calidad que esta obra ofrece más allá del deseo del pintor de conservarla para sí mismo, colgada en los muros de su  residencia de Maracaibo. Sin duda que representó, en su fuero íntimo, un ejercicio de tal libertad de ejecución y rigor que no podía resultar menos  fascinante para él mismo que el gestualismo a que se entregaba a fondo cuando ejecutaba sus grandes pinturas abstractas.

La vibración y movilidad del trazo, la facilidad y destreza con que se desenvuelve en el espacio de la tela para resaltar los rasgos esenciales del modelo, ya porque se siga por éste o porque lo imagine, guardan absoluta correspondencia con el espíritu de su obra de dibujante y colorista excepcional, y no encontramos razón para desmerecerla cuando la enfrentamos a su obra considerada mayor. Fascinado por la acción de pintar, podemos decir que su producción figurativa, lejos de apartarlo del lenguaje gestual, constituye una manifestación de éste y una vertiente del todo complementaria  y coherente con toda su trayectoria de pintor.

Y esta obra quizás hubiera podido contribuir a proporcionarle tanto éxito como el que obtuvo con la serie Materias flotantes, de los años 60 y 70, en un momento, al final de su vida, en que, extenuando el gestualismo, su obra abstracta parecía agotarse entre la pasión de pintar y aquellos que deseaban poseer una de él.

Estas creaciones en formatos regulares, reunidas hoy en la exposición de PDVSA La Estancia en Caracas, se habían expuesto poco hasta hoy, y revelan la seguridad y fuerza con que Hung podía orientar la caligrafía de su  trazo hacia uno u otro registro, sea temático, como en el caso de las obras expuestas, o gestual, dependiendo de la motivación y el momento. El factor común de su obra, cuando ataca ambos registros, es la espontaneidad de la línea y la percepción del espacio como una superficie plana resuelta con un color homogéneamente extendido, sobre el cual la línea, acusando los volúmenes, adquiere gran movimiento y gracia para construir, de  un tirón, las imágenes. Como en Henri Matisse, a quien admiraba, Hung abordó preferentemente la figura femenina enfocada en un espacio doméstico, relajada y despojada de accidentes o detalles, hasta alcanzar, en alguna de sus obras, un grado admirable de pureza en la relación espacio-figura, tal como se aprecia en la obra de Matisse. Pero son muchas las afinidades de Hung con los maestros de la pintura moderna. Resaltemos aquí el hecho de que es el carácter caligráfico de su lenguaje lo que infunde propiedad genuinamente singular a su genio pictórico, en cualquier tema que eligiera para expresarse.