La Fête de la Musique en Maracaibo

fete2016-3192 copy

Una nueva edición de La Fête de la Musique en Maracaibo.

La Fête de la Musique celebra el valor de la música en la comunidad francoparlante en el mundo. Desde 1981 en París, las calles son los escenarios para las propuestas musicales que durante todo el 21 de Junio de cada año, le aportan el fondo musical al Solsticio de Verano.

Con la iniciativa de la Alianza Francesa de Maracaibo y honrando la larga relación que existe entre esta institución adscrita con el gobierno Francés, con el Centro de Bellas Artes-Ateneo de Maracaibo por haber compartido sede por años, la ciudad tuvo este año 2016 una nueva Fête de la Musique.

Al igual que la edición del 2015, luego de una convocatoria pública y abierta a todos los géneros musicales, la producción del evento recibió 39 propuestas de talento local de las cuales se eligió un cartel de bandas que ofreciera un contenido digno y atractivo para recibir en la calle frente al teatro del CBA, al público que se movilizó el domingo 19 de junio para descubrir y celebrar la música que se hace en la zona.

fete2016-3177 copy

Cuatro grupos musicales integraron el cartel elegido. Los Plus, banda que abrió el evento y dio una gran bienvenida al público, seguidos de la jóven banda de rock local Technicolor, quienes anunciaron su primera producción musical. Siguió el evento con la participación de  Klau acompañada del DJ/Productor Taktico, quien le diò el tono de fiesta a la noche que cerraría en manos de la banda Mahantta, quien continuó el ambiente festivo de la noche hasta despedir al público.

Acompañando el inicio de esta edición de la Fiesta de la Música, la Dirección de Cultura de La Universidad del Zulia, a través de su compañía Danzaluz y los grupos de danza que hacen vida dentro de la universidad, participaron con muestras celebrando la música con sus performances.

fete2016-3222

Siempre es necesario hacer mención del poder para unir que tiene la música. Inclusive, hay muchas canciones que hablan sobre este poder de hacer que la gente se una. Este poder se manifiesta con los eventos de música en vivo y es fácil adivinar que es al razón por la cual nació este evento que con el transcurso del tiempo es parte de la idiosincrasia francesa y su eco en las más de 120 ciudades en las cuales este año se celebró la música, incluyendo la ciudad de Maracaibo.

@calmenorama

 

 

Ernesto Montiel / Ética Estocástica

OFICINA #1

NOVIEMBRE 2014 / FEBRERO 2015

Fotografías por Gerardo Rojas y registro archivo Oficina #1

P1110557www

Abrirle la puerta al azar es el inicio de un diálogo con lo infinito. En las obras de esta muestra, Ernesto Montiel le tiende un marco claro a lo desconocido para que juegue con lo indefinido. El encuentro entre ambos desencadena la solidificación material de patrones, secuencias y vectores que aun no terminan de decidir sus relaciones con el ámbito de lo conocido.
El trabajo articula ágilmente el encanto que mora en los impulsos en su fase más abismal e infinita: antes de que los forzamos a ser una cosa en particular, haciéndolos realidad. Al mismo tiempo, delinea las estructuras que le dan forma a muchas de nuestras actividades, pero para que las veamos con claridad, nos las presenta desconectadas de lo útil, claramente afuera del campo de lo práctico.

P1110620www   

En estas cuatro series, las ideas deciden tomar cuerpo, pero lo hacen estando aun negadas a asumir una identidad fija, sin pertenecer a categorías claras. Por medio de los procesos que el artista desnuda en cada pieza, se suspende mágicamente el trance por el que normalmente pasan las ideas al hacerse tangibles y perder su multiplicidad esencial. La ética espartana de los materiales usados, doma lo salvaje en una serie de fragmentos arrancados del camino que deja la percepción mientras va en rumbo al lenguaje. Estamos frente al rastro sólido que deja un proceso en su devenir, como un arrecife de coral, o un árbol vivo que crece dentro de un árbol muerto. ¿Está consciente el proceso de sí mismo? Mientras una línea se mueve, ¿se ve a sí misma como un punto que va dejando una estela a su paso? ¿O cómo un surco que se abre camino cambiando de dirección cada tanto? La sustancia de las cosas está definida por sus relaciones con las otras cosas. No existe en realidad un atributo como el tamaño, existe más bien algo más cercano a la idea de proporción: la noción concreta de lo que algo es en comparación con otra cosa. Y eso aplica por igual a las ideas, mas sin embargo, hay etapas de su desarrollo en la que las ideas son un universo cerrado, abstraído; regido solamente por una constelación de relaciones internas. Es en ese instante, normalmente inmaterial, en el que Ernesto orquesta una concreción abrupta pero muy natural, pues concretar viene de concrescere, que denotaba el punto en el que el crecimiento de dos procesos vitales converge, vinculándolos. Y es que estocástico a su vez, viene a ser originalmente “aquel que es hábil en el arte de conjeturar”.

6.-7-290x290 11.-5-290x290

Así, tenemos al frente diferentes versiones del momento en que un jugador logra ver con claridad sobrehumana los puntos que conectan y al mismo tiempo definen un ritmo o cualquier otra secuencia de hechos. En este caso la herramienta a la que se delega la toma de decisiones es el dado. Más separado de lo lúdico para entrar en un terreno más bien adivinatorio. Pero lo oracular no es un accidente controlado ni tampoco es directamente una pesquisa sobre el futuro. Es una invitación a lo presente a hacerse manifiesto. El artista deja que las piezas escojan las condiciones de su nacimiento. Solo el presente es realmente asequible, pero por medio de un dado, o cualquier otro objeto impredecible, le preguntamos al ahora su nombre y su ubicación. A través de esa conversación, se nos revela no tanto una dirección, sino un saber donde estamos parados mientras hilamos la realidad de un momento determinado.

P1110559www

Cada pieza me lleva a pensar que si pudieran reunirse sus partes tangibles y las notas que ilustran su proceso de construcción, esa fusión daría lugar a formas que irían más allá de los 3 ejes de lo tridimensional. Quizás podríamos ver por primera vez las formas ignotas que la mente utiliza para guardar plegado todo lo que no necesitamos notar o recordar en un momento dado. Lo que hace esta disociación (y la claridad que emana de ella) posible es, por sobre todas las cosas, una ruptura voluntaria con lo intencional. Al separarnos de una finalidad concisa, cortamos la relación de una serie de procesos con su propósito para conocerlos por sí solos. Distanciado de las retículas del lenguaje, el dibujo nos sirve para coagular el pensamiento; logra darnos la respuesta a una pregunta crucial: ¿Qué tanto podríamos aprender sobre el pensamiento si pudiéramos verlo? Ernesto Montiel nos lo muestra en su estado virginal, antes de completar su viaje por los moldes y filos del lenguaje y de habitar el espacio de las cosas que ya son, sin confrontarse aun tampoco con el recuerdo de las que ya fueron.

Aquiles Hadjis

horario de visita: martes a viernes de 11am a 6pm / sábados y domingos de 11am a 4pm

Oficina #1, Centro de Arte los Galpones, Caracas.

Enlace de referencia

http://www.oficina1.com/ernesto-montiel-etica-estocasti

La casa no es un cuadro.

Para entrar en casa de Francisco Hung sólo hay que tocar la puerta.
Alguien le abrirá con una sonrisa.
La sabiduría está en saber quedarse.
La casa es grande, con muchas matas y árboles.
Un día Paco me dijo: ” voy a construir ésta casa como pinto un cuadro”.
La casa no es un cuadro.
Es muchos cuadros en una casa.
Es una casa serena y armónica. Con mucha luz y color que nos envuelve.
Los amigos la respiran y se quedan.
Para Paco es muy importante la familia.
La vida familiar tiene que estar llena de poesía, hecho que Paco considera vital para su desarrollo creador.
Mucha gente piensa que un artísta es un ser excepcional.
Y tiene razón.
Que son neuróticos, supersensibles, raros, felíces, tristes, histéricos, apáticos, contentos, alegres.
Y es verdad.
Pero también es verdad que de toda esa desarmonía, logran el equilibrio y la densidad de la creación.
Paco es introvertido, Paco es tímido, Paco no habla mucho.
Pero Paco sí habla.
Paco no es tímido.
Paco es gestual.
Paco le pide permiso al espacio para pintar.
Paco tiene el corazón en china y su mente en Maracaibo.
Y con la luz de Maracaibo atrapa, con su corazón y su mente, todo el color de Oriente y Occidente.
Por eso tuvo que salir al espacio.
Un día le exigieron, en nombre del verbo, que definiera sus cuadros.
Y él dijo: “materias flotantes”.
Y siguió flotando en el espacio.
De él baja, a veces, para estar con sus amigos.
De sus Obras dirá como aquél poeta chino, “Por muy lejos que avance el espíritu, nunca irá más lejos que el corazón”.
Maracaibo, viernes 6 de febrero de 1987
Maite de Hung

Francisco Hung en versiones de los artistas jóvenes

La “Noche Desvelada” que inauguró, en el taller del inmortal artista, la exposición colectiva, inicia la Fundación con su nombre.

Las paredes del taller en el que realizó su obra póstuma, aparece n ahora iluminadas con las obras de un puñado de jóvenes artistas, iluminados todos con su legado: Francisco Hung pervive, en una fundación.

Alexander Hung, su hijo, partícipe de la colectiva, exponía que los objetivos de la Fundación Francisco Hung son bien claros: preservar, proyectar, promover y consolidar la obra patrimonial de quien, como ellos, comenzó bien temprano.

Con Alexander, fotógrafo con una exhuberante propuesta de síntesis corpórea, aparecen exponiendo creadores como Adriana Lanni, ganadora del salón Cevaz de Jóvenes Artistas y quien asume como “un inmenso honor mostrar su obra en lo que bien podría considerarse como un templo personal del autor de las Materias flotantes.

Una opinión similar sostenía Conchita Pineda, quien sintetizó humor e inteligencia a través de objetos insólitos, como una gigantesca ratonera o palillos de fósforos casi parecidos a bates de béisbol infantil.

Con ellos, la magia del fuego hecha cerámica, en un piano o una plancha, de la artista María Fernanda Guevara. Artífices como Álvaro Paz o los Armandos, Ruiz y Rosales, también desataron inquietud entre los asistentes a esta primera experiencia en el nuevo espacio del 18 de Octubre.

“Somos parte de una misma generación de artistas, con intereses más o menos semejantes y con una idea clara de lo que para cada uno de nosotros significa el hecho creador”, afirmaba Camilo Barboza, cuyo gusano guardaba muy buena correlación con la tela que muestra.

Erwin Aguirre siente especial orgullo de formar parte de la muestra que abre lo de Hung: “Su vida, ejemplar y en constante sintonía con el arte de su tiempo representa una lección en sí misma”, decía, junto con su hijita, ante su escultura.

Carlos Sánchez, David Martin, Giovanni Passeri, José Perozo, Juan Pablo Garza, Keiser Siso y Rafael Rangel redondea el grupo de expositores. “Todos guardamos una relación de afecto y de respeto por el trabajo del otro”, sostenía Martin, quien desde niño estudia con Hung, quien invita a todos a la muestra.

Texto: Alexis Blanco